miércoles, 3 de enero de 2018

Singapur: la isla creciente

original aquí
Tras realizar un informe económico sobre distintos países del Sudeste Asiático, valorando ciertas variables tanto económicas como institucionales, pude observar que Singapur se sobresalía notablemente respecto al resto de países de la región.

Dicho informe estaba compuesto por diez países: Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunéi, Vietnam, Laos, Birmania y Camboya. Todos ellos son parte de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), fundada en 1967 y cuyos objetivos consisten en acelerar el crecimiento económico y fomentar la paz y la estabilidad en la región.

Con relación a los países mencionados anteriormente, Singapur destaca en el PIB per cápita, en la inversión extranjera directa y en los gastos en I+D positivamente. Tiene bajos niveles de inflación y, a diferencia del resto de países, apenas invierte en agricultura, pudiendo ser esta una de las razones de su ventaja económica. A nivel global, podríamos considerar a Singapur como uno de los países más desarrollados actualmente. Es uno de los centros financieros y de comercio más grandes del mundo, siendo el cuarto centro financiero más importante del mundo, tras haber sido superado por Hong Kong (ránking realizado según el entorno empresarial, el desarrollo del sector financiero, la infraestructura, el capital humano y los factores de reputación generales de cada país). Es el tercer país con mayor renta per cápita del mundo, ofrece facilidades a la hora de hacer negocios y se encuentra entre los países con menos corrupción del mundo.

Sin embargo, esto no siempre ha sido así. Singapur pasó de ser considerado un país del tercer mundo a ser uno de los más desarrollados. Para entender las razones de esto, estudiaremos sus últimos años de historia de manera muy resumida (información sacada de aquí, aquíaquí y aquí).

En los años 60, la realidad de Singapur era muy diferente a la actualidad. La independencia había dejado al país sumido en la pobreza y abundaba el desempleo, la inestabilidad política, la baja inversión en capital y las infraestructuras básicas. Uno de los factores claves del desarrollo de Singapur fue Lee Kuan Yew, primer ministro del país desde 1959 hasta 1990 y cofundador del Partido de Acción Popular (PAP). La llegada al poder de dicho partido trajo consigo una serie de reformas que impulsaron el desarrollo de Singapur. Fomentaron la inversión privada nacional y extranjera para así generar crecimiento en las exportaciones. También se crearon instituciones fuertes y se centraron en crear una amplia red de infraestructuras para así mejorar el bienestar social, facilitar la actividad empresarial y aumentar la productividad. Esto trajo consigo buenísimos resultados: entre 1960 y 1971 su PIB per cápita se había duplicado, aunque seguía teniendo niveles bajos, y había una tasa de ocupación casi completa. Singapur siguió creciendo económicamente de manera exponencial durante los años siguiente, excepto en dos ocasiones: en 1998, el país cayó en recesión, pero se consiguió recuperar. Lo mismo pasó en 2008 con la crisis económica mundial, agravándose la situación general pero recuperándose posteriormente. Una de las principales propuestas de Lee Kuan Yew era acabar con la corrupción. En 1960 se aprobó la Ley de Prevención de la Corrupción, se usó la Oficina de Investigación de Prácticas Corruptas para luchar contra las irregularidades y se endurecieron fuertemente las penas ante estas.

PIB per cápita (dólares estadounidenses actuales)
Es innegable lo sorprendente que resulta la transformación de Singapur en tan solo 50 años, pero no es un milagro, sino decisiones bien tomadas y reformas correctas que se centraron en favorecer la propiedad privada y el libre intercambio de bienes y servicios, en vez de limitarlo, e impulsaron la creación de un clima adecuado para realizar negocios e inversiones. Singapur es un país defensor del liberalismo económico pero no tanto de las libertades individuales, ya que cuenta con una forma de gobierno bastante estricta. Quizá sea exagerado considerarlo dictadura, pero desde luego no se puede considerar democracia. Sin embargo, los ciudadanos no se muestran completamente disconformes ante esto, ya que el PAP ha estado en el poder durante muchísimos años. Tal y como dije antes, es uno de los países con un menor nivel de corrupción del mundo, ya que las leyes en contra de esta también son bastante estrictas. Personalmente, no comparto tales restricciones a la libertad, pero no cabe duda de que su política económica, basada en el liberalismo económico y en un Estado de bienestar pequeño, con un gobierno fuerte, es prácticamente impecable. Muestra una economía solida al haber sido planteada a largo plazo y goza de un alto superávit, por lo que se puede esperar 

martes, 28 de noviembre de 2017

Los problemas de ser joven en España

Original aquí
Para esta entrada nos basaremos en el artículo publicado en la página web Politikon el 23 de noviembre de 2017 "El muro invisible en siete gráficos: los problemas de ser joven en España" basado en siete gráficas del libro "El Muro invisible" (sinopsis aquí). 

Desde la crisis los jóvenes han visto su renta reducida un 20% a la par que el índice de pobreza entre los mismos creciese en 16 puntos. Esto se debe al empleo, puesto que el 64% de los empleos de los jóvenes eran temporales y fueron destruidos entre 2007 y 2016.

Otro problema que se presenta, aunque no les afecte solo a ellos es la baja natalidad, actualmente es el país europeo donde más tarde se tiene hijos. Según el artículo, "España es de los peores países de Europa al hacer lo mismo* con los niños y los jóvenes" (* sacar de situaciones de riesgo de pobreza a los pensionistas).

Otro dato no muy alentador para los jóvenes es la desigualdad al repetir curso y el abandono escolar. Esta desigualdad se da entre las familias ricas y pobres siendo la desigualdad más alta en toda Europa. Finalmente concluye con el problema principal, una triple crisis: la económica, la social y la institucional.

Alejandro Ruiz

martes, 7 de noviembre de 2017

Las grandes crisis financieras


Original aquí
Las grandes crisis financieras: Una perspectiva global 1873-2008. Esta obra fue escrito por Carlos Marichal en 2010 y en ella trata las crisis más importantes que se han vivido en todo el mundo desde 1873, sus causas, trascursos y consecuencias. A continuación le ofreceremos un breve resumen.

Comienza con la crisis de 1873 conocido como el Pánico de 1873, con la crisis de la banca estadounidense después de producirse la caída de la bolsa de Viena el mismo año. Esto desembocó en la Gran Depresión de 1873 que acabaría en el año 1879 con la Segunda Revolución Industrial.

La segunda crisis que aparece es la del Crac del 29. Esta se presenta como legado de la I Guerra Mundial, las grandes reparaciones de guerra impuestas a Alemania también influyeron además de la gran especulación el bolsa que desembocó en el jueves negro y en el catástrofe del Lunes negro. Las consecuencias fueron la aparición de los regímenes totalitarios en Alemania y hambrunas en Estados Unidos y el resto del Mundo.

Años después, en 1944 aparece un crecimiento sostenido con los acuerdos de Bretton Woods, hubo un crecimiento sostenible hasta 1971, se creó el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional además de posicionarse dos superpotencias tras la II Guerra Mundial: Estados Unidos y Rusia.

La globalización hizo que cualquier fallo en los mercados de Londres y Nueva York afectase a muchos países conectados económicamente, así esta hegemonía tuvo consecuencias como las crisis asiáticas, mexicanas y el crac bursátil del 2000.

Finalmente se produjo la crisis de 2008 con el comienzo de los famosos "derivados financieros", también se dieron los créditos "subprime" (más información aquí) y finalmente se llegó al colapso de Lehman Brothers.

Con esta visión global los economistas podremos prever en el futuro posibles signos parecidos a los ocurridos en el pasado para evitar que se den estas crisis. Obviamente nos estamos embarcando en una era tecnológica sin antecedentes pero ahora podremos tratar de mejor forma la inflación, deflación e incluso la incertidumbre evitando así pánicos como los de 1873 o 1929.

Alejandro Ruiz

martes, 31 de octubre de 2017

Informe económico de África del Norte

A continuación analizaremos el conjunto los países de África del Norte: Argelia, Egipto, Libia, Marruecos, Mauritania y Túnez. Para ello utilizaremos la función de producción Y=A*f(T,K,L) y así saber quién predomina y por qué.

El PIB per cápita más alto se encuentra en Libia debido a sus grandes reservas de petróleo, y una baja inflación. Esto último también se encuentra en el resto de los países. En cuanto a un aspecto que es vital en el día de hoy como el Gasto en Educación y el Gasto en I+D, Libia pese a ser el país con mayor PIB per cápita, no presenta datos (Esto se debe a la gran corrupción del país). Por otra parte países como Túnez y Marruecos apuestan por estas dos inversiones para mejorar económicamente a corto y medio plazo.

Como hemos concretado anteriormente, Libia presenta unas grandes reservas de petróleo lo que hace que tenga una gran emisión de CO2, en contraposición encontramos a Mauritania que destaca por estar especializada en la agricultura. Egipto y Marruecos también apuestan por la agricultura en menor medida pero también tiene niveles de emisiones de CO2 más altos que Mauritania.

En conclusión, Libia domina en términos económicos esta región gracias al petróleo y que el resto de países basan su economía en la agricultura. Sin embargo, al apostar por I+D y Gasto en Educación el resto de países conseguirán un gran progreso que Libia no. Además la corrupción en Libia puede jugar mala pasada a largo e incluso a corto plazo.

Alejandro Ruiz




martes, 24 de octubre de 2017

Guerra de Cuba: ¿Qué sería de España si no se hubiese producido?

Original aquí
En 1898 España perdió la Guerra de Cuba, lo que marcó el fin de una época y el inicio de un imperio mundial, el de los Estados Unidos de América. ¿Qué hubiese pasado si esa batalla no se hubiese producido o no hubiese perdido España?

Para esta entrada nos basaremos en las opiniones y tesis de 3 grandes expertos en la materia: Javier Maestro Bäcksbacka (profesor en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid), Antoni Segura i Mas (catedrático de historia contemporánea de la Universidad de Barcelona) y Carles Llorens y Vila (filólogo y periodista).

En primer lugar analizaremos el conflicto, y más tarde lo que hubiese pasado de haberse evitado o de haber resultado vencedora España. La Guerra de Independencia cubana comenzó en 1895 bajo el Grito de Baire, pero el acontecimiento más importante se produjo el 15 de febrero de 1989, con la explosión del acorazado estadounidense Maine (cuyas causas a día de hoy se desconocen). Esto produjo que Estados Unidos interviniera en la contienda. España declaró la guerra a Estados Unidos y la perdió en menos de 4 horas. En 1902 la ocupación de Cuba y Filipinas por parte de los estadounidenses era total. 

Esto provocó una crisis política, social y económica en España dando paso a la Generación del 98 y la pérdida del resto de las colonias españolas y se hizo famosa esa célebre frase "Más se perdió en Cuba". Pero, ¿Y si se hubiese evitado esa guerra?

Según Javier Maestro, se podría haber evitado dando la autonomía a Cuba con antelación, pues una vez España se la ofrece a Cuba ya es demasiado tarde y la emancipación era algo latente. España no hubiese tenido un atraso en correlación con Europa y con el Mundo. 

Para Antoni Segura i Mas tal vez no hubiese existido la generación del 98. África hubiese sido totalmente diferente, pues España tras perder Cuba y Filipinas se embarcó a buscar recursos en África. No existiría el protectorado de Marruecos y no se hubiese producido el gran proteccionismo que se llevó a cabo. Sin embargo afirma que la Guerra tuvo un aspecto positivo a la par que negativo; significó el fin de la esclavitud, pero las técnicas de tortura que se llevaron a cabo por el General Weyler sirvieron de antecedentes a las que se usarían en África.

Finalmente Carlas Llorens insiste en que se podría haber evitado dando la autonomía a Cuba tal y como hizo Reino Unido con Canadá. España hubiese mantenido su relación con Cuba y Filipinas y no hubiese perdido todo. Sin embargo, la posibilidad de evitar el conflicto lo ve algo remoto tras las declaraciones de Antonio Cánovas del Castillo diciendo que España estaba dispuesta a «gastar su última peseta y dar la última gota de sangre de sus hijos»

De esta forma podríamos concluir que de haberse evitado la Guerra hispano-americana, España no hubiese adoptado una política proteccionista en los años consiguientes y probablemente podría haber establecido una especie de Commonwealth con Cuba y así no salir tan perjudicada. También se hubiese evitado la entrada en África para su ocupación y explotación y tal vez se hubiese dado una renovación política, económica y social.

Alejandro Ruiz

martes, 17 de octubre de 2017

El juego de Bismarck

Original aquí
Otto Eduard Leopold von Bismarck-Schönhausen,  conocido como Otto von Bismarck, fue un político alemán que se encargó de la unificación alemana y sobre todo tuvo una gran importancia en la política internacional del siglo XIX. Será en este último aspecto en el que nos centraremos.

Otto von Bismarck fue nombrado canciller por el Rey Guillermo I en 1862, su idea principal fue la  unificación alemana  que se produjo en 1871 tras la finalización de la guerra franco-prusiana en la que salió victorioso el bando alemán. Desde ese momento se produjeron los "Sistemas bismarckianos", según lo denominan los historiadores.
               

Estos sistemas trataban de aislar a Francia para así evitar la posible venganza por la derrota de 1871. De esta forma en 1871 y 1873 se alía con Austria y Rusia, respectivamente, creando la "Liga de los Tres Emperadores". Sin embargo esta alianza se rompe con la Guerra de los balcanes en la que los intereses Austro-Húngaros y Rusos se enfrentaron.

La política de Otto von Bismarck pese a ser autoritaria, consiguió ser reflejo de como un hombre puede dominar a un país (Francia) mediante acuerdos secretos con otros países. Además bajo las teorías de Fitche en la que se afirma que "El límite de la nación alemana es su lengua" su expansión territorial fue respaldada por la unificación de todos los germanoparlantes. 

Su éxito acabó cuando Guillermo II le destituyó como canciller, lo que abocó a la primera guerra mundial por las distintas políticas internacionales que se llevaron a cabo, tanto por la expansión alemana como por las ganas de venganza de Francia por la toma germana de Alsalcia y Lorena en 1871.

Alejandro Ruiz